Flyer_web_mas_grande

Buzon de los lectores

Si vio una cita, una nota, un dicho que le pareció engañoso: envíenos sus comentarios.

 

Personajes Imagenes

Axel Kicillof Clarin Cristina Fernandez Elisa Carrio Hermes Binner Julio Cobos La Nacion Mauricio Macri Pagina 12 Sergio Massa Tiempo Argentino Todos los personajes

news

Reciba las noticias de Chequeado.com en su e-mail

nuestrascalificaciones

Verdadero
La afimación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Verdadero +
En el caso de afirmaciones apoyadas en datos numéricos, los encontrados no sólo ratifican sino que refuerzan lo expresado.

Verdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles , pero omite algún elemento del tema o su contexto.

discutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Apresurado
La afirmación podría ser verdadera, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad.

Exagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia al que se alude.

Engañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Insostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

Falso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
 
Medios
Clarín muestra un Lula “agradecido” con los medios
( 2 Votos )
Por Fernando Halperín   
Sábado 02 de Octubre de 2010


Engañoso

Reproduce hoy una entrevista publicada en un medio brasileño en la que, sugestivamente, omite algunas frases centrales.


El diario Clarín publica en su edición de hoy una entrevista que el presidente de Brasil, Lula da Silva, brindó a algunos medios de comunicación de América Latina, a pocas horas de las elecciones en su país; entre ellos, Carta Maior, de Brasil; Página 12, de Argentina y La Jornada de México.

El matutino argentino, que refleja las declaraciones publicadas en Carta Maior, destaca en su título: “Lula dice que gracias a la libertad de prensa ‘llegué donde llegué’”. En igual sentido, la bajada de la nota dice: “El presidente agregó que no tiene mucho de qué quejarse sobre los medios de su país”. Se muestra así la imagen de un presidente que termina su mandato con gran popularidad en su país y con una imagen respetable en todo el mundo, agradecido, y en buena relación con los medios de comunicación.

Sin embargo, basta sólo con leer la nota publicada por Carta Maior para descubrir no sólo que las frases fueron quitadas de contexto, sino que Lula, manteniendo un tono cortés, dijo otras cosas mucho menos agradables sobre la prensa. Por ejemplo, responde a uno de los periodistas:
“Vea…, el día que la prensa brasilera resuelva divulgar la revolución que ocurrió en Brasil, el pueblo se dará cuenta de por qué el gobierno aparece con un 80% de aprobación en las encuestas […] ¿Cuál fue el fenómeno? Porque no depende de la prensa. Si dependiera de la prensa, yo tendría 10 o menos de 10% de aprobación. Yo estaría, incluso, debiendo puntos”.

En otro pasaje de la nota, el presidente brasileño continúa hablando de su relación con los medios. “He notado que [el debate sobre la relación entre los medios y el gobierno] no es un debate sólo del Brasil. He notado que en la Argentina existe el mismo debate y que en los países de América Latina existe el mismo debate. Noté que hasta Obama, cuando tomó posesión, dijo que la cadena Fox no se comportaba como un medio de comunicación, sino como un partido político. Yo converso con dirigentes del mundo entero. Todo el mundo reclama. Yo no le reclamo mucho a la prensa, porque creo que llegué donde llegué por la prensa. Contribuyó muchísimo para que llegara a donde llegué. Por lo tanto soy un defensor jurado de la libertad de expresión y de la democracia. […] Yo voy a terminar el mandato sin haber almorzado nunca con el dueño de un diario, ningún dueño de televisión, ningún dueño de revista. Mantuve una relación respetuosa entendiendo el papel de ellos, y ellos queriendo entender mi papel”.

Y agrega: “El dato concreto es que creo que si el pueblo fuera informado mejor, sabría más cosas. El pueblo podría hacer mejores juicios de valor sobre las cosas. Entonces, para mí, el arte de la democracia es esa: es que las personas tengan seguridad de la calidad de la información y la neutralidad de la información. Quien acompañe la política brasileña en este momento va a percibir que sería mucho más fácil que algunos medios de comunicación asumieran categóricamente su compromiso partidario. Ahí la gente sabría quién es quién. Pero no es así como funciona en Brasil. Parece todo independiente, pero basta con ver las revistas que la independencia termina en donde comienza”.


AddThis
 

Radio

vorterix_banner
continental
metro_banner
 

otros_medios

la-nacion

yahoo-noticias