Flyer_web_mas_grande

Buzon de los lectores

Si vio una cita, una nota, un dicho que le pareció engañoso: envíenos sus comentarios.

 

Personajes Imagenes

Axel Kicillof Clarin Cristina Fernandez Elisa Carrio Hermes Binner Julio Cobos La Nacion Mauricio Macri Pagina 12 Sergio Massa Tiempo Argentino Todos los personajes

news

Reciba las noticias de Chequeado.com en su e-mail

nuestrascalificaciones

Verdadero
La afimación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Verdadero +
En el caso de afirmaciones apoyadas en datos numéricos, los encontrados no sólo ratifican sino que refuerzan lo expresado.

Verdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles , pero omite algún elemento del tema o su contexto.

discutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Apresurado
La afirmación podría ser verdadera, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad.

Exagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia al que se alude.

Engañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Insostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

Falso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
 
Mitos & Fraudes
¿Se acabará el mundo en 2012?
( 10 Votos )
Por Matías Di Santi   
Jueves 25 de Noviembre de 2010


Pese a ser una premonición que no respeta ningún rigor científico, miles de personas se interesan en un cataclismo cósmico, que no deja de circular por Internet.


Además...
>Marketing viral de "2012"
>Apocalipsis now


Un rumor que gana espacio últimamente en cadenas de mails, sitios web y publicaciones de escaso rigor científico es que el mundo se acabará en 2012. Un vaticinio que algunos atribuyen a las profecías de Nostradamus; otros, a los extraterrestres; a los annunakis (alienígenas del planeta Nibiru); algoritmos secretos de la Biblia; la astrología, y un largo etcétera.

El argumento favorito utilizado por quienes auguran el apocalipsis es que, precisamente, en diciembre de 2012 el planeta Nibiru se estrellará contra la Tierra. Y que esa fecha coincide con el fin del calendario maya, calculado para el 21 de ese mes. Sin embargo, la profecía no parece ser más que una fantasía de mala ciencia ficción.

En 2009, esa idea del fin de la humanidad llevó al astrónomo y científico del Instituto de Astrobiología de la NASA (NAI, por sus siglas en inglés), Dave Morrison, a tener que aclarar que, aunque no se descarta que el mundo pueda llegar a sufrir una catástrofe global, no hay ninguna señal de que pueda ocurrir precisamente en esa fecha y, mucho menos, por un choque planetario o algo semejante. El especialista de la agencia espacial norteamericana dio sus razones, perfectamente argumentadas, en un informe especial, publicado por la revista Astronomy Beat.

Pero, ¿cuál es el origen de la predicción de que el mundo acabará en 2012? ¿Y por qué la profecía ha calado tan hondo en el imaginario del mundo occidental?    

El nacimiento de la extraña predicción se encuentra, posiblemente, en los libros de ciencia ficción sobre la civilización mesopotámica, del escritor nacido en Azerbaiyán, Zecharia Sitchin (“The Twelth Planet” -1976- y “The Stairway To Heaven” -1980-). Sus relatos hablan de Nibiru, un planeta supuestamente descubierto por los sumerios, que da una vuelta completa alrededor del Sol cada 3600 años. A raíz de esta fantasía, Nancy Lieder, directora del sitio web Zetatalk, aprovechó para asegurar que “los habitantes de alrededor de un planeta que gira alrededor de la estrella Zeta Reticuli me han advertido que el Planeta X o Nibiru va a chocar contra nosotros”. Esta catástrofe fue inicialmente prevista para mayo de 2003 (incluso Lieder propuso formar una comisión para afrontar los “tiempos difíciles”), pero como la predicción no se concretó, el “día del juicio final” se atrasó a diciembre de 2012. Curiosamente -o no-, el mismo solsticio de invierno en que llegaría a su fin el calendario maya de cuenta larga, que, según el calendario gregoriano, comenzó el 13 de agosto del 3114 antes del nacimiento de Cristo. De ahí la fecha del fin del mundo previsto para el 21 de diciembre de 2012.

Sin embargo, según Morrison, ningún satélite ni sonda de observación espacial ha descubierto alguna vez un planeta de las características de Nibiru y, aunque varias personas se quejaron porque, según ellos, los gobiernos y la NASA tratan de esconderles semejante amenaza para la humanidad, sin duda hay infinidad de organizaciones astronómicas en el mundo que lo hubiesen detectado. De hecho, la NASA no es el único ente del planeta relacionado con la astronomía. “Un planeta así en nuestro sistema solar habría sido conocido desde hace tiempo, por observación directa, por infrarrojo o por las perturbaciones gravitacionales en otros objetos”, explicó el científico.

En cuanto a las fotos y videos colgados en Internet de Nibiru cerca del Sol, se debe aclarar que se trata de ilusiones ópticas de mecanismo conocido. El fenómeno se denomina “parhelio”, y se produce cuando la imagen del sol atraviesa las partículas de hielo que se encuentran en las nubes de tipo cirro. La refracción de la luz al atravesar el hielo suele generar en el observador la sensación de que el Sol está acompañado por otros cuerpos luminosos a cada lado.

En otros casos, como señaló Morrison, “se trata de falsas imágenes del Sol causadas por reflejos internos de las lentes, llamados a menudo ‘llamaradas de la lente’”. Según el astrobiólogo, además, el efecto aparece aún más claro en los videos y es el mismo que se observa en las fotografías de supuestos ovnis tomadas de noche con una luz muy fuerte.

Por otra parte, la veracidad de la premonición del fin del mundo, que el calendario maya supuestamente predice para el próximo 22 de diciembre de 2012, tampoco es seria. Dos antropólogos norteamericanos de la Universidad Central de Florida, Arlen y Diane Chase, que llevan 25 años estudiando la arquitectura maya, refutaron este argumento fatalista en una entrevista publicada por el diario italiano Il Sussidiario, en agosto de 2010. Su respuesta fue lapidaria: “La profecía del 2012 es una construcción de los modernos seguidores de [la cultura del] ‘New Age’. El ciclo temporal maya actual finalizará en torno al año 4964 de nuestro calendario. El 22 de diciembre de 2012 -continuó el matrimonio Chase-, para el calendario maya será el 13.0.0.0.1 [N. de R.: una fecha sin ningún valor simbólico] y para ese día, en el mundo estará todo tranquilo”. Otros también consideran que esta predicción se debe a una gran estrategia de marketing para la película "2012", estrenada recientemente.


AddThis
 

Radio

vorterix_banner
continental
metro_banner
 

otros_medios

la-nacion

yahoo-noticias