Chequeado en Vivo
banner-datochq

Buzon de los lectores

Si vio una cita, una nota, un dicho que le pareció engañoso: envíenos sus comentarios.

 

Personajes Imagenes

Axel Kicillof Clarin Cristina Fernandez Esteban Bullrich Hugo Moyano Jorge Capitanich La Nacion Mauricio Macri Pagina 12 Sergio Massa Tiempo Argentino Todos los personajes

news

Reciba las noticias de Chequeado.com en su e-mail

nuestrascalificaciones

Verdadero
La afimación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Verdadero +
En el caso de afirmaciones apoyadas en datos numéricos, los encontrados no sólo ratifican sino que refuerzan lo expresado.

Verdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles , pero omite algún elemento del tema o su contexto.

discutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Apresurado
La afirmación podría ser verdadera, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad.

Exagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia al que se alude.

Engañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Insostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

Falso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
 
Situación fiscal bonaerense
Verbitsky: “[Entre 2008 y 2011] Buenos Aires mermó [su recaudación] en 13.500 millones”
( 47 Votos )
Por Ariel Riera   
Miércoles 18 de Julio de 2012


FALSO
En una columna dominical, el periodista afirmó que hubo una caída en la recaudación provincial bonaerense. Los datos oficiales dejan ver en cambio un aumento continuo desde el 2002.


El periodista Horacio Verbitsky, en su columna dominical del diario Página 12, escribió sobre la situación de la Provincia de Buenos Aires. Allí afirmó: “En el cuatrienio 2008-2011, mientras el resto de las provincias incrementaron su recaudación en 7500 millones de pesos, Buenos Aires mermó la suya en 13.500 millones.”

Según datos de la Subsecretaría de Hacienda, que depende del Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires, la recaudación aumentó año tras año desde el 2002. Los números del Ministerio de Economía de la Nación, que contemplan datos hasta el 2010, muestran la misma evolución.

Considerando lo recaudado por la Provincia en el 2008, $ 17.331 millones, el descenso de $ 13.500 millones equivaldría al 77% en cuatro años. En el periodo mencionado por Verbitsky, en realidad, la recaudación creció un 101%, de los $ 17.331 millones a unos $ 34.831 millones en el 2011. En el primer semestre de 2012 ya se acumulan $ 20.685 millones de recaudación. Si el ritmo se mantiene, en la segunda mitad del año se alcanzaría una nueva marca máxima.

El economista y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Atilio Elizagaray, sostuvo que el incremento de la recaudación se explica por tres factores: los efectos de la política tributaria, como la mayor presión y la menor evasión fiscal; el aumento nominal de los impuestos por el proceso inflacionario, y por último, el crecimiento económico. “Siempre que hay crecimiento económico, se produce un aumento en la recaudación de impuestos”, afirmó.

Evolución de la Recaudación Provincial (en $ cien mil). Periodo 1999-2011.

Fuente: Elaboración de Chequeado.com en base a datos de la Subsecretaría de Hacienda de la Provincia de Buenos Aires.

El impuesto que más incide en el total es el de ingresos brutos, “que representa un 75% de la recaudación y es influido por la inflación [por lo que tiende a aumentar con ella]”, sostuvo Carlos Martínez, economista del Instituto del Conurbano de la Universidad Nacional de General Sarmiento (ICO-UNGS).

Al mismo tiempo que aumentaron los ingresos también creció, aunque menos, el total de la deuda provincial. En el cuatrienio 2008-2011 se incrementó en un 50 por ciento. A pesar de este aumento, su porcentaje en relación al Producto Bruto Geográfico (PBG) cayó, del 11% en 2008 al 9,1% en 2011 (en el caso de 2011 se trata de una estimación de la Provincia).

En su columna, Verbistky afirmó que el descenso en la recaudación provincial fue compensado “con un incremento del 64 por ciento de su deuda, contra 25 por ciento del resto del país, al mismo tiempo que la Nación se desendeudaba”. Pero en esa afirmación omitió recordar que la Nación puede acudir a fuentes de financiación como el Banco Central (emisión, reservas) y la ANSES (adelantos, asignaciones) con los que no cuenta la Provincia de Buenos Aires.

También el déficit provincial creció desde el 2009 (con la excepción del 2010). En el 2011 llegó hasta los $ 8.144 millones y para el 2012 se estima que “se encontraría entre los $ 11.974 millones en el caso más optimista y los $ 15.809 en el más pesimista”, de acuerdo a un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Por último, Martínez trazó un recorrido histórico: “En los años ‘90 hubo medidas inducidas por la Nación y resistidas por la Provincia para eliminar impuestos. El resultado fue la aplicación de diversas exenciones. En los últimos años la Provincia ha venido eliminando estas exenciones. Desde 2003, entonces, la base imponible se fue incrementando.”


Respuesta de Horacio Verbitsky

En respuesta a la nota de la fecha, el periodista nos ha hecho llegar el siguiente comentario:

La afirmación es verdadera, no falsa. Sólo existe una diferencia conceptual. Ustedes se refieren a la recaudación tributaria provincial bruta (antes de gastos operativos), mientras mi nota hacía referencia a la recaudación neta general, que los economistas denominan resultado primario del sector público. Los datos hasta 2010 están en la misma página de la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con la Provincias que ustedes mencionan (ver aquí para las 24 jurisdicciones y aquí, para Buenos Aires, donde hay que marcar Valores Corrientes y cliquear en el mapa de la provincia para obtener la planilla). En 2008 la recaudación neta general de la provincia de Buenos Aires fue de -1.389 millones de pesos, en 2009 fue -4.477 millones, en 2010 de -875 millones y en 2011 de -6.709 millones. Esto implica que entre 2008 y 2011 la recaudación neta acumulada, o déficit primario bonaerense acumulado, ascendió a los -13.500 millones de pesos. En cambio, el conjunto de los restantes 23 distritos del país tuvieron en el mismo periodo un superávit primario acumulado de 7.500 millones. Esta cifra surge de sumar al resultado de los 24 distritos el déficit bonaerense. Los datos de 2011 aún no se publicaron pero los correspondientes a 2008/2010 son clarísimos. Por eso Buenos Aires tiene que pedir recursos extraordinarios a la Nación para pagar los sueldos de sus empleados, el más previsible de sus gastos.

Sobre la respuesta de Verbitsky

Chequeado.com ratifica lo dicho en  la nota original
. Al respecto, el sitio consultó a especialistas que lo confirmaron:

- Atilio Elizagaray, economista y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP):

"Recaudación siempre refiere a ingresos. En cambio, cuando se habla de resultado primario se están comparando ingresos y gastos. Son dos cosas distintas."

- Luciana Díaz Frers, directora de Política Fiscal del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Creciemiento (CIPPEC):

“La recaudación neta y el resultado primario son dos conceptos diferentes. La recaudación neta puede ser neta de transferencias a municipios o neta de devoluciones a contribuyentes, pero no es el resultado. La evolución puede ser negativa, pero el resultado de la recaudación (bruta o neta) nunca es negativo, porque son los ingresos.”

- Ariel Barraud, economista del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF):

“La recaudación sólo incluye los ingresos. Cuando se considera el resultado primario si se consideran los gastos, que se restan del total de ingresos de la provincia. ”

Por su parte, el resultado primario del sector público, tal como es definido generalmente y en especial en los informes del Ministerio de Economía de la Nación, es el que resulta del balance de gastos y recursos antes del pago de los servicios de la deuda pública financiera. En las notas metodológicas al Presupuesto, se indica que por ello se utiliza “'gasto primario o resultado primario'; ello implica haber deducido el monto destinado a la atención de los intereses de la deuda pública interna y externa, con el propósito de aislar la repercusión en el gasto del financiamiento de resultados de ejercicios anteriores."

Al respecto, el Ministerio de Economía de la Nación publica en su Informe sobre la Recaudación Tributaria del Primer Trimestre 2012 una diferencia entre la Recaudación Bruta y la Recaudación Neta del 2011 que equivale al 0,74 por ciento. La distancia, entre los $642.603 millones en bruto y los $637.913 millones netos, está formada por las Deducciones y los Reintegros a la Exportación, y en ningún caso tiene en cuenta los gastos.

En sus informes tanto el MECON como la AFIP aclaran que la recaudación neta lo es de reintegros, reembolsos y otras devoluciones.

La nota original de Chequeado.com alude, de todos modos, a las cifras que exhiben un deterioro del saldo de las cuentas públicas de la Provincia de Buenos Aires mencionado por Verbitsky.

Nueva respuesta de Horacio Verbitsky:
"La afirmación es verdadera"

El 16 de julio, en el tono afectuoso que empleamos desde hace veinte años, Laura Zommer me anunció que publicarían un chequeo sobre una frase mía, que consideraban falsa. Incluía el enlace con la página de la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias, a la que atribuía datos opuestos a los míos.

El 17 le respondí que iba a verificar la documentación. “Esperamos hasta mañana y lo rechequeamos con tus cálculos antes de publicarlo”, me respondió. El 18 terminé mi respuesta. Antes de enviarla abrí la página y me encontré con el título “FALSO” con que un autodesignado tribunal calificó mi nota.

Romper el compromiso contraído y la relación de lealtad con las fuentes requeriría alguna explicación. Quienes conocen mi trabajo saben cuántas veces aclaré o enmendé informaciones erróneas o imprecisas, sin que nadie me lo reclamara. La rectificación es parte del pacto de buena fe con el lector, complementario de las reglas de juego limpio con las fuentes. Comencé a entender al encontrar mi explicación publicada sin comentarios, como si se tratara de la carta de un lector o del derecho a réplica de un aludido y no como parte del proceso de chequeo previo a la conclusión. Que no hayan recurrido a ninguna de las seis categorías intermedias entre Verdadero y Falso es otro dato que debe sumarse a la publicación sin finalizar el chequeo. Además, el texto que intentó justificar la tarjeta roja, firmado por alguien que la página menciona como estudiante, no incluía los enlaces que me envió Zommer, sino otros distintos.

Condenado antes del juicio, de todos modos confié en la solidez de mis pruebas. Cuando ratificaron la calificación de falsedad me quedó claro que se trataba de una decisión previa, apartada de la deontología profesional.

Sólo intento con estas líneas dejar registro de mi desacuerdo con las conclusiones y también con el procedimiento por el que arribaron a ellas. La calificación de “Falso” es de una extrema gravedad, como la periodista y abogada Zommer bien sabe. En la jurisprudencia mundial del último medio siglo sobre injurias y calumnias reprochadas a la prensa, falso es algo que se dice a sabiendas de que no es cierto, con voluntad de dañar o temerario desprecio por verificar la verdad. En tal caso constituye real malicia y es el único en que un periodista puede ser condenado. Como era de prever, esa inserción circula ahora con el título “Verbitsky miente”.

 Reitero que a mi juicio sólo existe una diferencia conceptual, entre la recaudación neta a la que me referí y la recaudación bruta con la que me contestan. Admitiría incluso que la afirmación pudo ser más minuciosa o detallada, cosa habitual cuando la información es más copiosa que el espacio para desplegarla, pero nunca que se trató de un discurso falso. Al hablar de merma de 13.500 millones de pesos en la recaudación no podía imaginar que alguien interpretara que me refería al bruto, que en el contexto de estos años de alto crecimiento con fuerte inflación sólo podía haber aumentado.

Éste es un diálogo de sordos, similar al que sostienen quienes afirman que la Nación se desendeudó (porque lo miden en porcentaje sobre el Producto Bruto Interno) y aquellos que responden que el stock de deuda hoy es mayor que en 2005 (y lo expresan en dólares corrientes). No se trata de verdadero o falso, sino de enfoques distintos. Vale la pena preguntarse cuál es más pertinente. A mi juicio el dato que define la calidad de un administrador es el resultado neto de la recaudación y no el bruto así como carece de interés medir la magnitud nominal de una deuda si no se la contrasta con el tamaño de la economía que la soporta.

Para llegar a la calificación no siguieron el método que los responsables proponen. Ni consultaron a la fuente original (de hecho prescindieron del link a la página oficial de la que provenían mis datos y propusieron otro, que mide lo que a ellos les interesaba) ni ubicaron el contexto para que “la verificación no se limite a un cotejo exclusivamente literal”. La página también dice que cuando consultan a especialistas mencionan su filiación partidaria. En plena elaboración de este chequeo sobre las cuentas bonaerenses publicaron en “El Explicador” del 13 de julio un trabajo de la economista Ana Claudia Alfieri que atribuye los problemas bonaerenses a los escasos recursos que recibe de la Nación, es decir la autoindulgente explicación del gobernador Daniel Scioli. Si esto es así, ¿a qué andar hurgando en la gestión provincial? Lo que la página no dice, contrariando su propia norma, es que Alfieri integró los equipos técnicos de Ricardo Alfonsín en la reciente campaña presidencial. La bandera del apoliticismo encubre los peores contrabandos.

 En vez de los enlaces (que algunos lectores tuvieron dificultad para abrir), adjunto los cuadros, obtenidos en la misma página de la  Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias mencionada en la comunicación inicial conmigo pero luego omitida en la página. Cada uno juzgará quien ayudó o no a “reducir el margen de impunidad intelectual en aquello que se dice, se escribe, se promete, se critica o se oculta” y a “aumentar el nivel de transparencia, seriedad y profundidad del debate, para enriquecer la calidad de la democracia”.

Los gráficos a los que se refiere Verbitsky en el texto pueden ser vistos aquí: Resultado primario PBA y Resultado primario 24 



AddThis
 

Radio

vorterix_banner
continental
metro_banner
 

otros_medios

la-nacion

yahoo-noticias