banner_donar
Chequeado en Vivo
banner-datochq

Buzon de los lectores

Si vio una cita, una nota, un dicho que le pareció engañoso: envíenos sus comentarios.

 

Personajes Imagenes

Axel Kicillof Clarin Cristina Fernandez Elisa Carrio Hermes Binner Julio Cobos La Nacion Mauricio Macri Pagina 12 Sergio Massa Tiempo Argentino Todos los personajes

news

Reciba las noticias de Chequeado.com en su e-mail

nuestrascalificaciones

Verdadero
La afimación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Verdadero +
En el caso de afirmaciones apoyadas en datos numéricos, los encontrados no sólo ratifican sino que refuerzan lo expresado.

Verdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles , pero omite algún elemento del tema o su contexto.

discutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Apresurado
La afirmación podría ser verdadera, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad.

Exagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia al que se alude.

Engañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Insostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

Falso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
 
Anuncios de la Presidenta
CFK: impuestos y jubilaciones
( 31 Votos )
Por Equipo de Chequeado.com   
Martes 29 de Enero de 2013


Una revisión de las frases que la primera mandataria pronunció ayer, al informar la suba del mínimo no imponible y la jubilación. Verdades y no tanto del discurso.


Entre sus anuncios de ayer, la presidenta Cristina Fernández se refirió a la recaudación de impuestos y a la evolución de las jubilaciones. Un chequeo a sus frases.
  •  "Este gobierno no ha aumentado ningún impuesto, al contrario, está aumentando la base imponible, está recibiendo menos impuestos."  ENGAÑOSO
Es cierto que las alícuotas de la mayoría de los impuestos, es decir el porcentaje que se paga, se mantuvo sin cambios durante estos gobiernos”, indicó Luis Fernández, especialista tributario, docente de la UBA y autor del blog Los Salieris de Jarach. Y agregó que “al no aumentar los mínimos al mismo ritmo que la inflación, en la práctica se aumentó la carga impositiva”.

Sin embargo, hubo algunos impuestos que sí aumentaron, como las llamadas retenciones a las exportaciones. En el caso de la soja, por ejemplo, pasaron de 27,5 a 35% en 2007, en el trigo del 20 al 28%, y el maíz pasó del 20 al 25 por ciento.

Al observar la presión fiscal, es decir el porcentaje del PBI que se recauda en impuestos tomando sólo la carga tributaria nacional, esta pasó del 19,3% en 2003 al 29,4% en 2012, según un análisis del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF). Si se descuenta lo recaudado por la seguridad social, este indicador pasó del 16,7 al 21,8 por ciento. Debe notarse que el indicador inicial era relativamente muy bajo. El incremento de la actividad económica, la inflación de los últimos años y una administración fiscal más eficiente son los factores que explican esta evolución.

Sobre ella, los tributaristas Juan Carlos Gómez Sabaini y Dalmiro Morán, explican en su artículo “Las políticas tributarias. La Argentina en el marco regional” que desde mediados de la década del 90, pero especialmente desde los años 2000, los gobiernos latinoamericanos “introdujeron nuevos tributos sobre transacciones financieras e impuestos mínimos que ayudaron a incrementar la recaudación, elevaron el nivel de cumplimiento y ampliaron la gama de instrumentos de política tributaria. Como consecuencia directa de estos cambios, el nivel de la recaudación tributaria en términos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB) (…) ha mostrado una tendencia creciente tanto en el promedio regional como en la mayoría de los países de América Latina. Entre ellos, se destaca el caso argentino por ser uno de los países que han liderado dicho incremento entre 1990 y 2010, con una variación relativa que duplica a la media regional. Esto último le ha permitido al país alcanzar, en los años recientes, niveles de carga tributaria superiores al 30% del PIB, ubicándose sólo y levemente por debajo de Brasil pero muy por encima del resto de los países latinoamericanos.


Para más información sobre este tema, ver: "CGT: 'El salario no es una ganancia'".

  • "Tenemos la cobertura previsional más importante de toda Latinoamérica." VERDADERO
Efectivamente el país tiene la cobertura más amplia en materia previsional de la región. El informe “Protección social en la Argentina”, realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en septiembre de 2011, llegó a la conclusión de que “[la] Argentina pasó a tener la tasa de cobertura en materia de jubilaciones más alta de América Latina, con 9 de cada 10 mayores en edad jubilatoria que reciben algún tipo de beneficio previsional. En 1996, se encontraban en esta situación el 69% de los adultos mayores del país.”

“El nivel de cobertura aumentó significativamente y está bien por encima del 90%, valor muy superior al de países vecinos e incluso alto en comparación con países desarrollados”, sostuvo a Chequeado.com Luciana Díaz Frers, directora del Programa de Política Fiscal del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

  • "De mayo del año 2003 cuando el presidente Kirchner asumió llevamos a la fecha, con este aumento, un aumento de jubilaciones del 1.343%".  ENGAÑOSO
La Presidenta contabilizó en su cálculo el aumento nominal que tuvieron las jubilaciones entre diciembre de 2001 y el último anuncio, por el cual se incrementó el haber mínimo a 2165 pesos. De todos modos, aún calculada en términos reales, la jubilación mínima más que se duplicó en el período. Pero también desde un nivel relativamente muy bajo.

De acuerdo con datos del Centro CIFRA, de la CTA, el haber mínimo se incrementó en términos nominales un 983%: pasando de ser $200 en diciembre de 2002 a los $2165 actuales. Si se parte del 2001, con la jubilación mínima en $150, la diferencia coincide con lo expresado por la mandataria.

Pero aún en términos reales, es decir, considerando su poder de compra, el haber mínimo creció 103% entre diciembre 2002 y el mismo mes del 2012. En pesos de 2001, la jubilación mínima dobló su valor.  


Para más información sobre este tema, ver: “Bossio y el sistema previsional”.



AddThis
 

Radio

vorterix_banner
continental
metro_banner
 

otros_medios

la-nacion

yahoo-noticias