donantes

Buzon de los lectores

Si vio una cita, una nota, un dicho que le pareció engañoso: envíenos sus comentarios.

 

Personajes Imagenes

Axel Kicillof Clarin Cristina Fernandez Elisa Carrio Hermes Binner Julio Cobos La Nacion Mauricio Macri Pagina 12 Sergio Massa Tiempo Argentino Todos los personajes

news

Reciba las noticias de Chequeado.com en su e-mail

nuestrascalificaciones

Verdadero
La afimación ha demostrado ser verdadera, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.

Verdadero +
En el caso de afirmaciones apoyadas en datos numéricos, los encontrados no sólo ratifican sino que refuerzan lo expresado.

Verdadero, pero…
La afirmación es consistente con los datos disponibles , pero omite algún elemento del tema o su contexto.

discutible
No es claro que la afirmación sea cierta o no. La conclusión depende de las variables con las que se la analice.

Apresurado
La afirmación podría ser verdadera, pero es resultado de una proyección y no de un dato objetivo de la realidad.

Exagerado
La afirmación no es estrictamente cierta pero sí lo es el concepto o tendencia al que se alude.

Engañoso
La afirmación puede coincidir parcialmente con ciertos datos, pero intencionalmente o no, ha sido manipulada para generar un mensaje en particular.

Insostenible
La afirmación surge de investigaciones con falta de sustento o graves errores metodológicos, o resulta imposible de chequear.

Falso
La afirmación ha demostrado ser falsa, al ser contrastada con las fuentes y datos más serios y confiables.
 
Deuda pública
CFK: “La Argentina es el país que más se ha desendeudado del mundo”
( 28 Votos )
Por Matías Di Santi (@matydisanti) y Manuel Tarricone (@ManuelTarricone)   
Miércoles 26 de Marzo de 2014


FALSO
La Argentina no es el país que más disminuyó sus pasivos si se considera la deuda pública como porcentaje del PBI. Hay 17 naciones que en el período que toma la Presidenta disminuyeron su deuda en mayor proporción, incluso si se miran economías comparables con el caso argentino.


La Argentina, con recursos propios, ha dejado de lado (el estrangulamiento externo), siendo el país que más se ha desendeudado del mundo”, dijo la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso.

Si bien la Presidenta no aclaró a qué período se refiere, existe un informe de Presidencia de la Nación donde se afirma que la Argentina redujo su deuda pública como porcentaje del PBI en un 73% entre 2002 y 2012, por lo que “es la que más se redujo durante la última década en comparación con países de la región y algunas potencias mundiales”.

Sin embargo, el dato mencionado por Fernández de Kirchner es falso. La Argentina no es el país que más se desendeudó del mundo si se considera este mismo indicador. Hay 17 naciones -algunas con economía comparables con el caso argentino- que en el período que escoge la Presidenta (2002-2012) disminuyeron sus pasivos en mayor proporción que nuestro país.

Para comparar el desendeudamiento argentino con el del resto del mundo, el indicador utilizado es el de deuda pública bruta, es decir, la deuda que el Estado tiene con el sector público y el sector privado en cualquier tipo de moneda. “Este cálculo es la medida más comparable a nivel internacional en términos de deuda”, señaló la economista Luciana Díaz Frers, respecto de la comparación realizada por la Jefa de Estado.   

Al hablar de desendeudarse, lo que se debe observar es la riqueza que genera el país y la capacidad que tiene para pagar esa deuda”, coincidió Pablo Nemiña, investigador del área de Relaciones Internacionales de Flacso y autor de varios trabajos sobre la relación de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), respecto de la conveniencia de utilizar este indicador para medir el concepto de “endeudamiento” de una Nación.

Esta cifra no incluye a los juicios pendientes del Estado argentino ante el CIADI, la deuda con el Club de París y el reclamo de los holdouts, que próximamente tendrá una sentencia de la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Entre 2002 y 2012, el peso de la deuda pública sobre el PBI de la Argentina pasó de representar el 166% al 44,9%, según datos de la Secretaría de Finanzas del Ministerio de Economía de la Nación. Es decir que la reducción de la deuda como porcentaje del producto fue del 72,8%, porcentaje que fue utilizado en un informe de Presidencia de la Nación para señalar que “la deuda pública argentina es la que más se redujo durante la última década en comparación con países de la región y algunas potencias mundiales”.

Sin embargo, de acuerdo con las estadísticas de deuda pública bruta publicadas por el FMI, hay 17 países que lograron una reducción superior a la realizada por la Argentina en ese mismo período. Entre ellos, se encuentran Paraguay (80,5%), Nigeria (74,1%) y Rusia (73,1%).

Evolución de la deuda pública como porcentaje del PBI. Variación 2002-2012.

Rusia es en cierto punto uno de los casos comparables con el de nuestro país, ya que “tuvo una reestructuración con quita, pero en porcentaje fue menor la quita que en el caso argentino”, recordó a Chequeado Guillermo Nielsen, ex secretario de Finanzas durante las presidencias de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. El economista agregó que “lo que ocurrió es que las condiciones económicas en Rusia mejoraron sustancialmente después de la reestructuración, y los rusos aprovecharon la bonanza para seguir cancelando deuda, esto es rescatando la deuda al vencimiento, sin infligirle una quita”.

Respecto de los países africanos, el economista Ariel Setton recordó que “hubo programas impulsados por el Banco Mundial y el FMI que proponían una reducción del peso de la deuda en los países más pobres mediante una condonación, es decir, que los acreedores renunciaron a cobrar la deuda”. Son los casos de Ruanda y Etiopía, entre otros.

Nigeria y Gabón, países que también redujeron la deuda en mayor proporción que la Argentina, también son naciones que reestructuraron sus deudas. En 2005, Nigeria alcanzó una importante reducción de capital: de los US$ 30 mil millones que debía al Club de París, el país africano abonó 12.400 millones.

Devaluación como punto de partida

La afirmación de la Presidenta omite, además, un dato de contexto esencial, ya que compara el porcentaje de deuda actual con el peor momento de la serie (2002), año en el que el gobierno de Eduardo Duhalde derogó la Ley de Convertibilidad y se produjo la devaluación.

El economista y profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella Eduardo Levy Yeyati lo explica así: “No tiene mucho sentido medir desde 2002 porque el número de deuda está inflado por la sobre depreciación real del tipo de cambio (...). No tiene mucho sentido comparar antes y después del canje porque el recorte de la deuda fue debido al default, un mecanismo no asimilable al desendeudamiento (...). Por lo tanto, lo más razonable sería seguir el derrotero de la deuda a partir de fines del 2005”.

Ese año la gestión de Kirchner canceló la deuda que existía con el FMI. Si se observa la evolución de este indicador a partir de 2005, el peso de la deuda en el PBI pasó del 74% al 45%, es decir que la disminución que hubo (30 puntos) representa el 40% de la deuda que había en ese momento.

Al adoptar este período de comparación (2005-2012), los datos del FMI arrojan que hay 28 países de un total de 189 que redujeron en mayor medida que la Argentina el peso de la deuda pública en sus productos brutos internos.



AddThis
 

Radio

vorterix_banner
continental
metro_banner
 

otros_medios

la-nacion

yahoo-noticias