Anibal Aguirrez Manzur durante el juicio oral. Foto: Facebook Correpi.

En marzo de 2013 Carlos Abregú y Emanuel Ojeda, dos adolescentes de 17 años, fueron asesinados por el policía federal Aníbal Aguirrez Manzur en Moreno, un policía federal que tenía 20 años en aquel entonces. La historia de sólo uno de los 35 casos de gatillo fácil que hubo en una de las áreas más desiguales del Conurbano bonaerense: Moreno.

Continuar leyendo